Follow

Menu
  • Escrito por Tomás "Zripwud" García

Cinco adaptaciones que pisotearon al fichín

5 películas que pisotearon al fichín

O 'Las Increíbles Aventuras de Hollywood y su Máquina de Destruir Sueños'™.

Empezamos una serie de notas semanales, con la idea de proveer contenido interesante, gracioso o simplemente demente, para explorar de primera mano ciertos elementos de los juegos que amamos y ciertos horrores que tuvimos que sufrir. Y como esto es Irrompibles, empecemos por los horrores.

La clásica lista de las peores películas basadas en fichines es una muy fácil de hacer, simplemente hay que encontrar una lista de películas hechas por el pelicida Uwe Boll, copiar y pegar. Por esa razón decidimos intentar hacer algo diferente, aunque en la interwebs parece estar todo inventado. Hoy vamos a listar cinco películas que tuvieron la posibilidad de ser buenas, pero al obviar elementos claves del material original, fallaron horrendamente. Bueno, en algunos casos no horrendamente, pero nos gusta ser dramáticos cuando decimos las cosas. ¡CHAN!

¡Empecemos de una vez!

 

5. Silent Hill
Calma micos, calma... Silent Hill es una buena película, estamos de acuerdo. Sobre todo si la comparamos con otras basofias que tuvimos que tragarnos. Admitimos que nos ha obligado a cambiar los calzones en más de una ocasión y, en muchos elementos, es fiel a la estética del juego. Pero su mayor triunfo es mantener el mismo misterio que la serie de juegos, donde no entendemos qué está pasando y eso es lo más aterrador de todo. Pero claro, es una peli de Hollywood donde todo tiene que ser explicado y Silent Hill comete el peor de los pecados de la peor manera posible al explicar su trama entera en una misma secuencia de casi cinco minutos. ¡Qué manera de destruir la mística mon Dieu!

Cómo tendría que haber sido: Su fuerte tendría que haber sido el misterio, tal como los juegos. Es cierto que se hubiera beneficiado de una trama más fuerte en general, pero tal como está, hubiera sido mucho más exitosa en su premisa si se hubiera callado la boca y hubiera mantenido al espectador con cara de “WTF?!” Al parecer, toda esa secuencia la agregaron en post-producción, porque nadie la entendía, pero como dijo el maestro alguna vez: “Más vale estar callado y parecer tonto que abrir la boca y despejar todas las dudas.”

 

4. Doom
Ah, Doom, la adaptación que se hizo esperar demasiado tiempo y nunca tenía chances de ser siquiera aceptable. Eso no quería decir que esta película tenga que ser la cosa más genérica jamás creada, pero así fue. Cosa sosa si habrá existido, Doom es una mezcla muy mala de Aliens y The Thing con efectos lamentables y una sola secuencia interesante, solo por ser novedosa. Hay que admitir que esa escena donde está filmado como un FPS fue bastante gratificante la primera vez que la vimos, pero si creen que por cinco minutos de película vamos a defender el resto de hora y media, están equivocados.

Cómo tendría que haber sido: Para empezar, ¿dónde está la puerta del Infierno? ¡Denme mi portal infernal! ¿¡Cómo puede ser que hagan una película de Doom y las criaturas no salga de un portal que va directamente al Hostel de Lucifer!? En cambio tenemos toda una explicación sobre mutaciones genéticas y cómo algunos se hacen monstruos horrorosos y otros se hacen súper hombres con la carita linda de Karl Urban. Ya de por sí, el concepto de encontrar un portal al infierno en Marte hubiera dado mucha tela para cortar. Y en vez de que toda la película ocurriera en una aburrida base marciana, podríamos disfrutar de las últimas secuencias en el cálido comfort del Infierno.

 

3. Hitman
Recuerdo estar sentado en la sala de cine y ver a un pelado con dos mini katanas haciendo picadillo a otros pelados y por un momento pensé estar en “El Tigre y El Dragón 2: La Venganza del Pelado”, pero no, era la adaptación de Hitman perteneciente a Xavier Gens, que bien podría ser El Transportador 9, porque tiene la misma premisa que los filmes de Jason Stataham. A ver amigos, que sea pelado, tenga el código de barras en la nuca y use sombreros chistosos no lo hace automáticamente digno del Agente 47. Este es un asesino silencioso que entra como una sombra y se va habiendo asesinado a su presa sin que nadie se dé cuenta. Pero en esta película tuvimos que verlo con espadas, metralletas y otros cachivaches poco dignos de su sutileza.

Cómo tendría que haber sido: Esta película tendría que haber sido como Destino Final, ¡lo dije! Antes de que se atolondren, déjenme explicar. ¿Vieron cómo en Destino Final siempre tienen muertes imaginativas? Tendrían que haber buscado maneras interesantes en que el Agente 47 despache a sus blancos. Todas silenciosas, todas letales. Y al final, y recién al final, sacar esas dos icónicas AMT Hardballers en un épico tiroteo difícil de olvidar. Entiendo que es más fácil decir que hacer, pero es importante dejar en claro que ya no es suficiente con que el protagonista “se vea igual al del jueguito”, la trama tiene que respetar la esencia del personaje también. Hubiera sido mucho más interesante explorar el concepto original, con el Agente 47 como un clon diseñado para ser la versión perfecta del ser humano, superior física y mentalmente y “sin el peso de una consciencia.” El juego original tiene el excelente giro de tuerca de que él resulta ser un clon de una mezcla genética entre los 4 hombres que fue enviado a matar y el Profesor Ort-Meyer, quien dio la orden.


 

2. Max Payne
Como la anterior, esta da pena porque realmente tenía todo para triunfar y ser una excelente adaptación. Y para sumar penas, todos tenemos a ese amigo al que le gustó la película, pero bueno, que siga jugando con las muñequitas. Es más, tal vez uno de esos peleles esté leyendo esta nota en este preciso instante. En caso de que no seas un Macko y hayas disfrutado de Max Payne, entonces no hay manera de que hayas disfrutado esta película, ya que viola todo lo que Max Payne representa. Y encima ni siquiera es una buena película de acción, no tiene más que dos o tres secuencias de acción y no son muy memorables. Y ni empecemos a hablar de su “Bullet-Time”. ¡Bleh!

Cómo tendría que haber sido: Está claro que intentaron evitar que sea una película genérica, pero al escaparle a los elementos esenciales del juego, eso fue lo que obtuvieron. No solo carece de todo elemento noir, sino que elimina por completo algo tan icónico como la narración de Max. Pero el verdadero pecado es intentar inventar una historia propia, con elementos supernaturales que en el juego eran tan solo referencias nórdicas para crear excelentes analogías sobre el viaje de Max. El fichín original tenía personajes memorables que no son ni mencionados, como Vladimir Lem, Vinnie Gognitti y Alfred Woden, y un montón son minimizados a un punto que simplemente da asco.


 

1. Mario Bros.
Ah sí, el Santo Grial de las películas basadas en fichines. La “primera” película basada en un videojuego y, hasta hoy, sigue siendo la peor. ¡Qué logro! Esta peli demuestra exactamente por qué existen estas adaptaciones, porque cuando algo hace plata, no importa cuán estúpida suene la idea, la gente va a ir a verla. Y la de idea de los hermanos Mario —sí, en la película se llaman Mario Mario y Luigi Mario— en una Nueva York contemporánea es probablemente una de las peores ideas que fueron congeniadas en Hollywood. Es sorprendente cómo en IMDb listan a tres directores diferentes y tres guionistas, al parecer nadie quiere hacerse cargo.

Cómo tendría que haber sido: El guión como estaba, era perfecto. Pero aparentemente se traspapeló y lo llevaron al estudio en vez de la parrilla. Hablando en serio, esta hubiera sido una buena película para hacer en animación. Un experimento, seguro, pero hubiera tenido más chances de triunfar. Dos años después, Toy Story se estrenaba en el cine, es decir que no sería muy descabellado pensar en una película fiel al videojuego pero en animación podría haber surgido. Aún así, la verdad es que “La Criatura” no tendría que haber existido desde un principio.

 

Estas, por supuesto, son opiniones de un humilde servidor y no mucho más que eso. Por eso nos gustaría que compartan acá abajo, en los comentarios, otras películas que le faltaron el respeto a los fichines que adaptaban, tratando de evitar en lo posible los horrores de Uwe Boll, pelicida extraordinaire, porque simplemente no merece que le dediquemos ni un minuto de nuestro tiempo.

Secret Level: Y antes de que empiecen a tirar películas, vamos a sacar de la pelea a Street Fighter: The Movie, por dos razones. Primero, Raul Julia está en esa película. Nada malo puede salir de una película con tremendo actor. Segunda razón, esta escena:

 

La gran pregunta es, ¿siempre va a ser así? Bueno, como muchachos positivos que somos, nos gusta pensar que de la misma manera que Hollywood aprendió a hacer películas basadas en comics y superhéroes, eventualmente aprenderá a adaptar videojuegos a la pantalla grande. Como ávidos gamers es posible que prefiramos que no se haga ninguna película basada en nuestras franquicias más queridas, pero todos sabemos que eso no va a ocurrir. Por eso, la semana que viene, vamos a estar repasando los 10 mejores juegos que harían para grandes películas... no, todavía no pensé el título. [i]

Deja tus comentarios

0
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios

¿Querés comentar vía Facebook?