Follow

Menu
  • Escrito por Dan

De visita en World of Warcraft: Mists of Pandaria

World of Warcraft: Mists of Pandaria

Estuvimos probando la Beta de la cuarta expansión del MMORPG y les contamos por qué va a ser digna de la saga.

Las naves de guerra de la Alianza pueblan los mares. El avance de los ejércitos de la Horda atruena Kalimdor. La tensión entre las dos facciones está a punto de estallar en una guerra salvaje que amenaza con consumir todo Azeroth. En medio de este conflicto inminente, aparece una misteriosa isla desconocida...

 

NUNCA UNA EXPANSIÓN DE WOW fue tan controvertida. Mists of Pandaria despierta gestos de entusiasmo tanto como muecas de desdén. Los que esperan la llegada de la cuarta expansión de su MMORPG favorito, no ven las horas de echarle mano a los llamativos pandaren, pacíficos pero enérgicos pandas que caminan en dos patas y evocan a la cultura asiática. Los que critican la elección de Blizzard, asocian a esta nueva raza con la película Kung Fu Panda [ver la segunda parte de este informe] y arrugan el entrecejo con el nuevo sistema de duelo de mascotas, que les parece muy estilo Pokémon.

Claro que hay muchas más novedades, como la clase monje experta en artes marciales, un nuevo continente, gestas (amigos que luchan con un objetivo común, por ejemplo defendiendo contra oleadas de monstruos), modos Desafío de las mazmorras (contrarreloj para cinco valientes con premios jugosos), y todo un nuevo sistema de talentos mejorado.

Por gentileza de Blizzard Entertainment, [IRROMPIBLES] tuvo acceso a la Beta de Mists of Pandaria. De modo que pudimos ver con nuestros propios ojos cómo es la vida de los pandaren, cómo piensan, cómo luchan. Durante algunas horas, recorrimos la Isla Errante, visitando templos, recorriendo lugares sagrados, entrenando y enfrentando pruebas de habilidad.

 

World of Warcraft: Mists of Pandaria

Resultó que la isla es en realidad Shen-zin Su, una tortuga marina gigante que ronda los océanos de Azeroth y que los pandaren utilizan para explorar el mundo en busca de las otras razas de Azeroth. Los bosques que crecen en su lomo albergan a los descendientes de los colonos pandaren que abandonaron el enigmático continente de Pandaria diez mil años antes, además de una gran cantidad de criaturas únicas. Shen-zin Su fue arrastrada por el colosal vórtice llamado Maelstrom, producto del colapso de la Fuente de la Eternidad durante el Cataclismo, y ahora navega entre Kalimdor y los Reinos del Este.

 

A los fines del orden, dividimos este enorme informe en cuatro partes: 1) The Wandering Isle y nuestras impresiones; 2) La historia de cómo Blizzard introdujo a los pandaren; 3) El gameplay de Mists of Pandaria; y 4) Historia de Mists of Pandaria. Las dos últimas partes son para quienes quieren saberlo todo sobre la nueva expansión. 


Prev Next »

¿Querés comentar vía Facebook?